Se denomina así al núcleo textil que está compuesto por la superposición de dos o más telas.La estructura física de las telas se basa en hilos longitudinales (urdimbre) entrecruzados con otros colocados transversalmente (trama) formando así un tejido de gran flexibilidad, capacidad de absorción de impactos, resistencia a la humedad, bajo peso, por mencionar algunas de sus propiedades.
La denominación de estos tejidos adoptada universalmente es la caracterización con una letra para la urdimbre y otra para la trama del tipo de fibra empleado y a continuación un numero que indica la tensión de rotura de un
centímetro de ancho de dicha tela. Para nuestro caso, las telas son E.P. (poliéster en urdimbre y poliamida en trama) y los diferentes rangos de rotura son 75 kg/cm.; 125 kg/cm. y 200 kg/cm.